domingo, 23 de diciembre de 2012

Duendecillos navideños



¡¡¡Qué poquito queda ya para que llegue Papá Noel!!



¿Lo tenéis ya todo preparado? Yo así, así. Llevo 3 semanas de obras en casa ¡¡Un horror!! Sin cocina, 3 semanas, ¡¡imaginaos!! Y lo peor de todo, ¡¡SIN HOORNOOO!! En breve os contaré que se está horneandoo, ¡¡¡jaja!!!

He aguantado 2 semanas sin hornear, a regañadientes, pero esta última, ya no podía más, así que pensé, "¿qué puedo hacer sin encender un horno?" pues bombones Y dicho y hecho, me he dado un empacho a hacer bombones, lo bueno es que en estas fechas me ha solucionado más de un regalito navideño. Y lo malo... Es que entre empaquetar y empaquetar, ha acabado más de uno en mi boca, ¡¡¡uuhhmmmm!!! Ya sabéis que el chocolate es mi perdición, en fin, sino son bombones van a ser polvorones, ¿no?

Por cierto, ¿cuál es vuestra perdición dulce? Contadme.

Bueno, no me enrollo más, hoy os dejo con unos duendecillos muy simpáticos que ya se están poniendo las pilas para el próximo lunes noche repartir muchas ilusiones.





Os deseo unas MUY FELICES FIESTAS y un PROSPERO AÑO NUEVO


¡¡FELIZ NAVIDAD, a tod@s!! Muakkkk!!!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada