sábado, 14 de marzo de 2015

Macarons, prueba superada!!!


Desde hace tiempo tenía esta asignatura pendiente, volver a hacer los temidos Macarons, digo temidos porque es la típica receta que no suele salir a la primera, ni a veces a la segunda, yo debí de tener suerte y para ser la segunda intentona  me han quedado bastante aceptables, aunque aún tengo que mejorarlos...

A ver que os parecen a vosotras, me aprobaréis? espero vuestros comentarios mas abajo :)

No me digáis que no son elegantes, estos dulces franceses?
Vamos con la receta, la saqué del libro de Patricia Arribálzaga y no me fué mal, aunque pienso probar otras recetas hasta conseguir la perfecta!:)


Os aconsejo que respetéis rigurosamente tanto las proporciones de los ingredientes como lo pasos para su preparación.

300g. de almendra molida
300g. de azúcar glass
300g. de clara de huevo
300g. de azúcar
80g. de agua
Podéis hacer la mitad de la receta de la primera vez.

Envejecer las claras de huevo, guardándolas en la nevera durante 2 días dentro de un recipiento sin tapar, para que se deshidraten.
Tamizamos 1 o 2 veces la almendra y el glass, por separado y pesarlos(no hay que pesarlos y luego tamizarlos porque se pierde bastante almendra en el tamizado). Mezclarlos en un bol e incorporar la mitad de las claras, reservar.

Hacer merengue italiano: echar en un cazo 300g. de azúcar y el agua y remover, llevar al fuego y colocar en el cazo un termómetro de azúcar. Cuando marque 110º comenzar a montar la otra mitad de las claras a punto de nieve, cuando el termómetro indique 117º, retirar el almíbar del fuego y verterlo lentamente dentro de las claras montadas, no echar almíbar sobre las varilas de la batidora para que no se endurezca, sino sobre las paredes del bol. Montar el merengue a velocidad media en la batidora eléctrica hasta que se forme un merengue no demasiado duro.

Agregar la mitad del merengue a la mezcla de la almendra, si el merengues está calienta arruinará la preparación, ya que saldrá el aceite de las almendras. Mezclar la mezcla con una espátula de goma e ir incorporando la otra mitad del merengue, con movimientos envolventes de abajo a arriba, añadimos el colorante en gel o pasta.

Mezclamos con la espátula hasta que la mezcla tenga una textura suave, ni muy líquida ni muy densa, esa es la clave del éxito, a este paso en francés se le llama Macaronner.

Meter la pasta en una manga con boquilla redonda nº 11 o 12, yo utilizé unas planchas de silicona que venden ya preparadas con los círculos para rellenar con la masa, sino tenéis podéis dibujar círculos de unos 4cms. en papel de cocinar le dáis la vuelta y luego en la bandeja del horno con la misma masa hacer 4 puntos en cada esquina para que el papel no se mueva y rellenáis cada círculo poniendo la manga perpendicular a la bandeja, presionamos y retiramos la manga.

Después dar un golpe seco a la bandeja en la encimera para que desaparezcan las irregularidades.

Dejamos reposar los macarons durante 1 hora más o menos antes de meterlos en el horno, no dejarlos reposar fuera más de una hora.

Horneamos con ventilador a 140º por unos 15-20 minutos.

Dejamos enfríar completamente, y metemos en un recipiente hermético y metemos en la nevera de un día para otro antes de decorar.

El relleno de mis macarons es una ganache que me encanta y contrasta mucho con el color de los macarons, os dejo aquí la receta Ganache de chocolate negro, utilizé una manga grande de boquilla rizada.

Espero no hayáis asustado con tantos pasos tan precisos y os animéis a hacerlos, os dejo el enlace de mi primera intentona con los macarons y veréis como la segunda vez ya salen mucho mejor...
Os dejo enlace de la receta que utilizé la primera vez que los hice,
 es más sencillita, podéis probar primero  a ver que tal, http://myriamchiccakes.blogspot.com.es/2013/01/mi-primer-intento-con-los-macarons.html

Espero vuestros comentarios, besoteeeesssss


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada