domingo, 24 de febrero de 2013

Cupcake de vainilla con buttercream de rosas




115 g. mantequilla sin sal
220 g de azúcar blanco
3 huevos medianos
200 g. harina
1 1/2 cucharadita de levadura
120 ml. de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para decorar:
250 g. mantequilla sin sal
325 de azúcar glass o icing sugar
1 cucharadita de extracto de rosas
1 pizca de colorante en pasta rosa
2-3 cucharadas de leche


Para el almíbar:
Calentar mermelada de albaricoque y remover bien. Tiene que ser de albaricoque porque da un sabor neutro, que no afecta al sabor del cupcake.



ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 grados y preparamos la bandeja para cupcakes con sus capsulas de papel.
En un bol, batimos la mantequilla cortada en daditos junto con el azúcar tamizado a velocidad media durante unos 3-4 minutos. Añadimos los huevos unos a uno pero no añadáis otro hasta que el primero se haya integrado totalmente. A continuación echamos la mitad de la harina y la levadura tamizadas y batimos a velocidad 1. Ahora es cuando echamos la leche y el extracto y seguimos batiendo. Al final agregamos la otra mitad de harina y levadura a velocidad baja hasta que quede una masa muy cremosita y homogénea.


Repartimos la mezcla en las capsulas hasta las 3/4 partes de la capsula. Horneamos unos 22-25 minutos, depende un poco del horno, asi que os aconsejo que a los 20 minutos, abráis rapidito el horno y pinchéis un cupcake con un palillo. Si este sale seco, nuestros cupcakes están ya!!

Nada mas sacar los cupcakes del horno y en la propia bandeja los untamos con una pincel de silicona con el almíbar de albaricoque generosamente. Dejamos enfriar totalmente los cupcakes en una rejilla. Y ahora toca decorar con la crema de mantequilla.

PREPARACIÓN DE LA BUTTERCREAM

Echamos en un bol la mantequilla troceada, el azúcar tamizado, la leche y el extracto y batimos 1 minuto a velocidad baja. Después seguimos batiendo durante al menos 5 minutos, o hasta que quede una crema homogénea como textura de helado cremoso. Si queremos darle color añadimos un poquito de colorante con un palillito. Es mejor echar el colorante muy poco a poco hasta obtener el color deseado.

Metemos la crema de mantequilla en una manga pastelera con una boquilla rizada o lisa y decoramos al gusto.


4 comentarios:

  1. Que bonitos te han quedado!!!!!!!
    A ver si me animo y el próximo finde me pongo a ello.
    Gracias por compartirlo con nosotras!!

    ResponderEliminar
  2. Much gracisss Maria!! Me encanta que te encanten jeje!!!

    ResponderEliminar