lunes, 19 de noviembre de 2012

Glasa con royal icing


Lo prometido es deuda, así que hoy os voy a explicar la otra forma de hacer glasa para galletas. Esta forma de hacer glasa es facilísima, tan solo necesitas el compuesto llamado Royal Icing. Yo lo compro de la marca Fun Cake porque la relación calidad/precio está muy bien.


El proceso es el siguiente:


En un bol añadiremos a cucharadas Royal Icing y muy poco a poco echamos agua. Yo lo hago con una jeringuilla para controlar mejor el agua que añado, aunque no os preocupéis si os queda muy liquida, tan solo tenéis que añadir mas glasa en polvo y ¡¡LISTOO!! Después, mezclamos bien con una cucharilla y añadimos el aroma deseado pero solo unas gotitas. Si la glasa es para delineado la consistencia tendrá que ser, para que me entendáis, como de pasta de dientes. En la foto lo podéis ver. Perdonad por la mala calidad de las fotos, ¡¡¡sorryyyy!!!



Para la consistencia de relleno de la galleta es el mismo proceso pero añadiendo más agua. La consistencia debe quedar más o menos como yogur líquido.



Para el delineado, yo utilizo la boquilla del numero 2, aunque también se puede utilizar la del 3 y para el relleno utilizo un biberón para salsas.

La ventaja de hacer la glasa con éste preparado es sobre todo la comodidad, es rapidísimo de hacer y además es más segura en cuanto a la conservación de las claras.

Bueno pues después de estos consejos no hay excusa para animarse y empezar a decorar galletas, y ¡¡cuidaaadoo que esto engaanchaa!! Jaja!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada